Boletín: ¡En el Trabajo Doméstico Infantil, sí se trabaja!

¡En el Trabajo Doméstico Infantil, sí se trabaja!

El próximo 12 de junio se celebrará el día mundial contra el trabajo infantil. Como cada año se conmemora un tema específico con el fin de visibilizarlo, este año, la Mesa Social Contra la explotación de niñas, niños y adolescentes, nos sumamos a los esfuerzos enfocados al “No trabajo infantil en el trabajo doméstico”.

Un gran número de menores de edad están involucrados en el trabajo doméstico para un tercero, a veces con paga y otras no, convirtiéndose en fácil objeto de explotación.  Las cifras mundiales varían entre 10 a 40[1] millones de niños y niñas como sirvientes domésticos en todo el mundo, siendo muchas veces la primera ocupación de niñas trabajadoras con apenas 10 años o menos. El 72%  de los trabajadores infantiles domésticos son niñas, el 52% se encuentran en trabajo infantil doméstico peligroso, el  47% del total de niños involucrados en trabajo doméstico son menores de 14 años.

El problema del trabajo infantil doméstico no está tanto en el tipo de tarea que ejercen como trabajadores domésticos, cuidadores de otros niños, cocineros, jardineros o encargados de limpieza; sino son las jornadas con horarios prolongados, la posibilidad de sufrir discriminación dentro de la casa en que trabajan, la percepción de salarios bajos, “si tiene la suerte de recibirlo”, la carencia de protección social  o alguna protección jurídica, pero sobre todo preocupa el hecho de que desde temprana edad pierden el afecto y apoyo familiar, convirtiéndose en  “posesiones”. El trabajo  les va privando de educación y capacitación, frustrando su futuro a largo plazo. El aislamiento y la falta de tiempo libre, reduce sus posibilidades de interacción con sus pares, de juego y de  desarrollo social y cultural  a los que tienen derecho.

El trabajo infantil doméstico, se ha convertido  en la explotación más difícil de detectar, al darse en el ámbito privado y afecta sobre todo a niñas, como una ocupación tradicional, que por frecuente, se ha naturalizado, fomentada por la creencia popular de “oportunidad” y de acción filantrópica, que “debieran agradecer”, al ofrecer techo, comida, y a veces salario, cuando estas acciones en realidad contribuyen a reproducir y aumentar las brechas de desigualdad en nuestras sociedades contemporáneas y futuras.

Según informes de INEGI,  algunas  características  del trabajo doméstico en México son:

  • El trabajo doméstico infantil se determina si durante la semana se trabaja más de 15 horas, ya que se incide en la asistencia escolar u en otro de sus derechos como jugar o descansar.
  • 20.2 millones de niñas, niños y adolescentes realizan quehaceres domésticos, de estos alrededor de 2.4 millones trabajan entre 15 o más horas.
  • El 44.1% de la población infantil indígena realiza trabajo doméstico. El 64% son niñas.
  • 1 millón 75 mil niños y niñas trabajan fuera del círculo familiar.
  • 1.9 millones de niñas y niños de 5 a 17 años realizan tareas domésticas sin remuneración en sus propios hogares y no asisten a la escuela, el 59.2% son niñas.
  • Las  evidencias muestran que tienen incluso menos probabilidades de asistir a la escuela que los demás niños que trabajan en otros trabajos.
  • La participación de las niñas desde temprana edad en los quehaceres domésticos muchas veces se da por  la firme idea de que es parte de su aprendizaje para la vida adulta.

La participación de los niños y niñas en el trabajo aumenta con la edad, mientras que su asistencia escolar disminuye, provocando que al llegar a la edad adulta sus oportunidades de desarrollo y empleo se restrinjan a labores poco calificadas con remuneraciones muy bajas, lo que incrementa la situación de pobreza. A esto hay que aumentar los abusos entre los que se encuentran: acoso sexual, malos tratos, golpes y sobre todo la sintomática discriminación, cuando con frecuencia al alzar la voz, terminan siendo acusadas o acusados de robo. Al estar trabajando en el ámbito privado, sin regulación alguna, las niñas y niños trabajadores se encuentran en estado de indefensión. Por ello, quisiéramos recordar que: ¡En el Trabajo Doméstico Infantil, sí se trabaja!

La Mesa Social contra la explotación de niños, niñas y adolescentes, conformada por organizaciones de la sociedad civil y personas preocupadas por la explotación en el trabajo infantil, realizamos una actividad cada año para visibilizar este problema.

Hacemos ahora un llamado virtual a nuestra convocatoria de fotografía, ensayo, y dibujo infantil con el tema ¿Qué piensas del trabajo infantil? Las bases se pueden encontrar en:

https://12juniocontraeltrabajoinfantil.wordpress.com/2013/05/30/convocatoria-de-fotografia-ensayo-y-dibujo-infantil/  o

https://12juniocontraeltrabajoinfantil.jux.com/1306677 o en nuestra página de facebook.

Para cualquier información sobre trabajo infantil en general y con relación al tema de éste año comunicarse con Claudia Cabrera a explotacionririki@gmail.com o mesasocialmexico@gmail.com.


[1]Según el Informe: Esclavos Puertas Adentro: 2008, son 40 millones; según los últimos datos de la IPEC 2009, 15.5 millones se encuentran en situación de trabajo doméstico remunerado o no remunerado en el hogar de un tercero o empleador.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s